icono-sumario El madrileño puntúa en una tarde desapacible en la que se sobrepuso al viento y la lluvia

Video resumen del festejo de este domingo en Las Ventas | PLAZA 1

linea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Iván Vicente, como ya sucedió en veranos anteriores, volvió a aprovechar su oportunidad en los festejos posteriores a San Isidro. No dejó escapar la oportunidad en una tarde en la que, más allá del preciado botín de la oreja del encastado sobrero de Cortijo de la Sierra, gustó su reposo y frescura de mente desde que se abrió de capote. Dejó los mejores muletazos de una tarde en la que Uceda Leal saludó sendas ovaciones y Ricardo Torres pasó desapercibido con una corrida de juego desigual de Martín Lorca.

El de Soto del Real entendió a la perfección al exigente sobrero de Cortijo de la Sierra, que sustituyó al noble sexto de Martín Lorca, al que le pasó factura un tremendo golpe contra uno de los burladeros. Su reemplazo no fue toro sencillo. Toro con celo y codicia, al que supo administrar una faena con planteamiento, nudo y desenlace desde el comienzo, inteligente, por doblones para domeñarlo hasta el epílogo por bajo. Buenas trincheras. Por el camino, buenas dosis de toreo fundamental con ambas manos en las que supo medir las tandas y tiempos para darle lustre a la obra. Oreja y descabello, por la tardanza del toro en doblar, que no impidió el trofeo en su mano.

Previamente, se sobrepuso a la furia del viento y la lluvia que comenzó a descargar con fuerza en la lidia del tercero. Fue un toro de buena condición. El de Martín Lorca la tomó con calidad y nobleza. Lo aprovechó desde el saludo a la verónica el madrileño. Luego, muleta en mano, supo templar las embestidas del animal con la zurda. Era el mejor pitón de un astado que, a pesar de que se terminó apagando, tuvo la duración necesaria. Buenos naturales, templados. Una tanda también meritoria en redondo, administrando los descansos de su adversario. Pinchó en la suerte suprema y con el aviso y la lluvia se enfrió el tendido, todo quedó en una ovación que saludó sin salir del callejón.

Iván Vicente, durante su faena al tercero en Las Ventas I PLAZA 1

Con el cielo amenazante y algunas gotas asomando, saltó el primero de Martín Lorca al ruedo venteño. Fue un toro deslucido, que no tuvo transmisión, y que las pocas veces que tomó la muleta lo hizo obligado por el madrileño. A regañadientes. Faena con oficio, pero sin lucimiento alguno, pese a la voluntad del torero. Tras pinchazo y estocada, saludó desde el tercio una ovación.

Uceda Leal sorteó un cuarto que le permitió expresarse a la verónica. Tuvo buen son el astado, pero también extrema endeblez. Con alfileres, el de Martín Lorca. Lo toreó muy a favor del animal el madrileño, pero no hubo forma de sacar partido del burel, porque en cuanto lo exigía mínimamente perdía las manos. Tras una media perpendicular y descabello, saludó una ovación, que generó cierta división en el tendido.

El segundo tampoco ofreció mejor condición para el triunfo, poca transmisión e incluso desarrolló cierto genio en el último tercio. Bastito el de Martín Lorca con el que queda la duda de que habría pasado en otras distancias. Mostró raza Ricardo Torres, que tiró de garra para fajarse con el animal, pero la faena nunca encontró respuesta del tendido. No ayudó el viento, que creció durante su trasteo. Luego, el maño pegó un sainete con los aceros.

No tuvo suerte con el quinto el diestro maño. Fue un animal que se paró enseguida. Ya esperó en banderillas lo suyo y en el último tercio lo corroboró. Torres le puso la muleta, pero el animal no tenía ningún recorrido. Muy a la defensiva. Mal de nuevo el torero con la espada. Pitos tras dos avisos.

Hierro de Martín Lorca - España Plaza de toros de Las Ventas, Madrid. Un cuarto de entrada. Toros de Martín Lorca y un sobrero de Cortijo de la Sierra (6º), bien presentados y de juego desigual. Destacó el lote de Iván Vicente. Se guardó un minuto de silencio por el diestro Gregorio Sánchez, fallecido el jueves. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Uceda Leal, ovación y ovación con división.
Ricardo Torres, silencio tras aviso y pitos tras dos avisos.
Iván Vicente, palmas tras aviso y oreja tras aviso.